Hellsing Ultimate: Vampiros nazis ¿qué puede salir mal?

Pues me temo que muchas cosas.

Hellsing Ultimate

Hellsing es uno de esos nombres célebres del anime de la última década. Son vampiros hipersangrientos con nazis y mujeres pechugonas de por medio… la formula del éxito por definición.
Y un servidor llevaba tiempo esperando que acabaran las OVAs de Ultimate para verlas… y al hacerlo me he encontrado con una serie muy flojilla, harto floja… una mierda, vamos.
Sir Integra Fairbrook Wingates Hellsing
El nombre más molón de la historia…
y la tia es dura como unas piedras…
pero no hace nada.
Hellsing nos traslada a una Inglaterra más o menos de finales del siglo XX. Allí la organización Hellsing lucha contra los vampiros para proteger a los protestantes por medio principalmente de un vampiro que se ha puesto de su lado, mientras que el Vaticano lo hace fuera con sus exhorcistas (más o menos). Ambas organizaciones se odían. Y a cuento de nada aparecen unos nazis locos que habían estado esperando medio siglo y que pretenden sembrar el caos en el mundo con su ejército de megavampiros.
La premisa, para un shonnen, es sorprendente. Tenemos varios bandos muy enemistados, tenemos un poco de esoterismo, tenemos personajes carismáticos y más duros que las piedras, y tenemos sangre para aburrir (el Eclipse de Berserk o el inicio de Elfen Lied parecen Heidi en comparación con los rios de sangre -literalmente- que se ven en esta serie).
Esta serie lo tiene todo para ser la hostia….
Y es una mierda.
La razón: Alucard.
EL PROTAGONISTA JODE TODA LA SERIE.
Alucard es demasiado tocho. No es que sea fuerte, es que es humillante-mente superior a todos. No hay emoción alguna. Alucard siempre podrá con todo, y no tiene ni que esquivar los ataques… sencillamente se convierte en una especie de sombra con miles de ojos y nadie le puede hacer nada. Y como eso no tiene emoción, la forma de arreglarlo es… ¡con filosofía! Y así tenemos a Alucard divagando sobre chorradas en el mejor estilo japonés.
Pero ¡espera! En la mejor tradición de la teletienda, en lugar de ofrecerte un personaje aburrido hipertocho, la serie te ofrece dos. Porque la Iglesia también tiene a su propio mega monstruo, mega tocho, mega molón y con tendencía a las mega frases (y con la voz de un Norio Wakamoto sobreactuado, ¡total nada!). Así que, como los nazis al final dan vergüenza ajena en sus intenciones y habilidades, el climáx bélico es una batalla de esas japonesas de dos monstruos en la que ningún golpe hace nada y en la que al final gana uno por no se sabe que (aunque él tio de seguro se ha tirado 20 minutos repitiendo el absurdo y existencialista motivo).
Alucard y Andersen… los dos grandes lastres de la serie, y problemático eso es si se trata del protagonista y su rival.
Y es una pena que la serie sea tan mala… porque tenía potencial, y ese potencial se muestra en los momentos en los que esa plaga de protagonista se aleja de la pantalla o cuando en sus principios es un alegre festival de creatividad visceral. La serie mete comedia en bastantes ocasiones, y aunque el estilo super-deformed del comic no siempre queda bien, se agradece. Y tiene su drama y su emotividad en algunas escenas. Y es grandilocuente y espectacular, aunque su estilo visual con rasgos muy exagerados es algo anacrónico.
Es una pena que el autor se flipe tanto con su protagonista, porque cuando el puto Alucard desaparece de escena y el peso de la narración cae sobre Integra o Seras, la serie mola lo que no está escrito. Episodios como la del bombardeo de Londres o el asalto a los cuartes de Hellsing son sencillamente geniales, son sencillamente muy espectaculares y disfrutables… lo que uno esperaba encontrar al comenzar esta serie pero que sólo ve en muy contadas y esporádicas ocasiones.
Seras Victoria y su buen par de cañones… un sueño para cualquier buen otaku

Pues antes de que me viera las ovas empece a comprarme los mangas en español y pues que decepcionante la verdad, lo unico que me queda es completarla y dejarla en el olvido jajajaja

escrita por eter

Anuncios

Deja un comentario, son importantes para nosotros

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s